Transportes fija entre el 50% y el 75% los servicios mínimos para la huelga de Renfe | Economía

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha establecido los servicios mínimos que se tendrán que cumplir para los cinco días de huelga de 24 horas convocados en Renfe y Adif que tendrán lugar el 24 y 30 de noviembre, y el 1, 4 y 5 de diciembre. Los paros han sido convocados por los sindicatos CC OO, UGT, SEMAF, SCF, CGT y SF en protesta por el traspaso del servicio de Rodalies (Cercanías) a la Generalitat de Catalunya, que incluye la segregación de activos (vías y trenes) y el personal tanto de Renfe como de Adif.

Para los trenes de Alta Velocidad (AVE y AVLO) y Larga Distancia, los servicios mínimos alcanzarán el 72%; el 65% para los de Media Distancia, mientras que en todos los núcleos de Cercanías los servicios mínimos alcanzarán al 75% de los trayectos en horas punta (de 6.00 a 9.00, de 14.00 a 16.00 y de 18.30 a 20.30 horas) y del 50% para el resto de la jornada. Así, en Media Distancia, de los 3.160 trenes afectados por la huelga circularán en servicios mínimos 2.063, lo que supone el 65%. Por su parte, en Alta Velocidad y Larga Distancia, de 1.636 trenes afectados por la huelga, circularán en servicios mínimos 1.185, lo que supone aproximadamente el 72%.

Renfe ofrecerá a los viajeros de AVE, Larga y Media Distancia, siempre que sea posible, viajar en otro tren en el horario más aproximado al adquirido. Si no desean realizar el viaje, podrán anular o cambiar para otra fecha su billete sin ningún coste.

Los comités de empresa de Renfe y Adif acordaron convocar esta huelga ante la incertidumbre generada en las plantillas por el traspaso de Rodalies, así como por la entrada de una empresa privada (MSC) en el capital de Renfe Mercancías. El traspaso de Rodalies fue pactado entre PSOE y ERC en el marco de las negociaciones para la investidura de Pedro Sánchez y supondrá que Cataluña adquiera el control sobre la gestión de las R1, R2 y R3, incluyendo los trenes y las vías. Posteriormente, se valorarán otras líneas.

Los sindicatos convocantes, CC OO, UGT, SEMAF, SCF, CGT y SF, exigen que se garanticen los derechos de los empleados afectados por el traspaso de la gestión del servicio, y “se oponen firmemente a cualquier decisión que suponga la segregación de los servicios que prestan las empresas públicas estatales, tomando como decisión unánime la paralización del ferrocarril en todo el Estado”. No obstante, se da la circunstancia de que los secretarios generales de CC OO, Unai Sordo, y de UGT, Pepe Álvarez, se han manifestado a favor del traspaso, aunque exigen que se respeten los derechos laborales de los trabajadores afectados, y que la transferencia no se extienda a otras comunidades autónomas que puedan reclamar el mismo trato que Cataluña. .

A la huelga están llamados 15.000 trabajadores de ambas empresas públicas. El nuevo ministro de Transportes, Óscar Puente, que tomó posesión de su cargo este martes, retomará los contactos con los sindicatos para buscar una solución al conflicto, tras las primeras reuniones que se mantuvieron entre ambas partes con el equipo de la ministra saliente, Raquel Sánchez.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO