Muere Mário ‘Lobo’ Zagallo, una de las grandes leyendas del fútbol brasileño, a los 92 años | Fútbol | Deportes

Muere Mário ‘Lobo’ Zagallo, una de las grandes leyendas del fútbol brasileño, a los 92 años | Fútbol | Deportes
Muere Mário ‘Lobo’ Zagallo, una de las grandes leyendas del fútbol brasileño, a los 92 años | Fútbol | Deportes

Brasil despide al gran símbolo de su selección de fútbol. Mário Jorge Lobo Zagallo, el único tetracampeón del mundo, falleció la madrugada de este sábado a los 92 años, según informó la familia en su cuenta oficial en Instagram. El brasileño entró en la historia del balompié porque ganó cuatro mundiales, más que nadie. Los conquistó con la Canarinha, como jugador, entrenador y coordinador de la selección. El futbolista retirado, que estaba hospitalizado desde el 26 de diciembre en Río de Janeiro, murió por un fallo multiorgánico. Zagallo, apodado Viejo Lobo, jugaba como extremo izquierdo. Fue ídolo de generaciones, una eminencia mundial del balompié y uno de los entrenadores y jugadores más importantes de la historia del fútbol brasileño.

Zagallo nació el 9 de agosto de 1931 en Atalaia, en el empobrecido estado de Alagoas. “Es con enorme pesar que informamos del fallecimiento de nuestro eterno tetracampeón, dice el comunicado, “padre devoto, abuelo amoroso (…) profesional victorioso y un gran ser humano (…) Un patriota que nos deja un legado de grandes conquistas”. A lo largo de su victoriosa carrera profesional, atesoró un palmarés con cuatro Copas del Mundo: dos como jugador (Suecia 1958 y Chile 1962), otra como técnico (México 1970) y la última como coordinador de la Canarinha (Estados Unidos 1994).

Brasil asiste a la progresiva desaparición de la generación de futbolistas que más alegrías y triunfos le ha dado. El fallecimiento de Zagallo llega justo un año después de que el mundo despidiera a O Rei Pelé, Edson Arantes do Nascimento, que murió a los 82 años el 29 de diciembre de 2022 a causa de un cáncer de colon. Ambos militaron juntos en las selecciones que conquistaron los títulos en Suecia y Chile, y Zagallo dirigió a Pelé en el Mundial de México. El Santos ha tuiteado: “Nuestro rey Pelé te espera en el reino de los cielos. Gracias por todo, Viejo Lobo”.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, gran aficionado al fútbol, también ha ensalzado la figura de Zagallo en un tuit de despedida: “Valiente, dedicado, apasionado y supersticioso, Zagallo fue un ejemplo de brasileño que nunca se rinde. Es esta lección y espíritu de cariño, amor, entrega y superación la que deja para nuestro país y el fútbol mundial”. El ahora fallecido jugador creía que el número 13 le daba suerte y veneraba a san Antonio.

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) ha decretado siete días de luto. La sede de la CBF, en Río, acogerá este domingo el velatorio, que será abierto al público. Y será enterrado por la tarde en un cementerio carioca. La salud del futbolista retirado fue empeorando en los últimos meses por una infección urinaria y una respiratoria. En agosto estuvo hospitalizado varias semanas.

Solo Zagallo llegó a cinco finales de un Mundial en sus siete participaciones. Solo perdió contra los anfitriones en la final del Mundial de Francia de 1998, año en el que ejerció como entrenador de una plantilla con figuras como Ronaldo, Bebeto, Rivaldo, Dunga, Roberto Carlos, Cafú y Taffarel, entre otros.

Zagallo, con Ronaldo en el Mundial de 1998.

Nadie antes que él había conquistado la Copa del Mundo primero como jugador y después como entrenador. Posteriormente alcanzaron esa gesta el alemán Franz Beckenbauer, campeón primero en Alemania 1974 y ya como técnico en Italia 1990, y recientemente el francés Didier Deschamps, que capitaneó la selección victoriosa en Francia 1998 y la ganó como entrenador en Rusia 2018. No obstante, el alemán y el francés fueron superados como jugadores por el brasileño, que fue dos veces campeón mundial.

Pero el récord de Zagallo no se limitó a esos títulos y se le suma a su palmarés el de Estados Unidos 1994, cuando fue el coordinador técnico de la selección dirigida por Carlos Alberto Parreira, quien curiosamente era uno de sus preparadores físicos en México 1970. La pareja estuvo también al frente de la selección en Alemania 2006. El Viejo Lobo, además, fue subcampeón como técnico en Francia 1998 y comandó la Canarinha en Alemania 1974.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.