Las aseguradoras adelantarán las indemnizaciones a los afectados por el incendio del edificio de Valencia | Economía

Las aseguradoras adelantarán las indemnizaciones a los afectados por el incendio del edificio de Valencia | Economía
Las aseguradoras adelantarán las indemnizaciones a los afectados por el incendio del edificio de Valencia | Economía

Las principales aseguradoras del país se han puesto manos a la obra para ayudar a sus clientes por el incendio de un edificio en Valencia. Según confirman a este diario, al menos cinco de las principales compañías del país que cubren a cerca de la mitad de los afectados están trabajando para adelantar las indemnizaciones de sus usuarios.

“La intención de Mapfre es agilizar al máximo la respuesta. Vemos la posibilidad de anticipar a los asegurados todo lo que podamos”, aseguran portavoces de la firma. Y explican que habrá cuestiones pendientes de analizar: “Se va a adelantar todo lo que se pueda, principalmente de lo cubierto del contenido. El problema del continente es que hay que esperar si el edificio, la estructura, se mantiene o no. Esa parte será más complicada”. Más tarde, en una nota, la empresa ha confirmado que abonarán el 100% de las cuantías previstas como contenido de cada póliza de hogar, “así como una prestación de inhabitabilidad adicional por valor de otros 12.000 euros, máximo previsto en esta cobertura”.

Los seguros de multirriesgos incluyen la cobertura frente a incendio. “Esta protección abarca los daños materiales producidos por un incendio en un inmueble. Además, se cubren los gastos producidos por la extinción del fuego y salvamento. En el caso de las edificaciones próximas a los bloques incendiados, los seguros de comunidades de propietarios y viviendas también suelen cubrir los daños derivados por el humo”, explica la patronal Unespa en un comunicado.

En este contexto, las aseguradoras comenzaron a contactar con sus clientes con más intensidad desde primera hora de este viernes. “Mapfre está contactando con las personas del edificio que tenían asegurada su vivienda con la compañía, para ponerse a su disposición en lo que necesiten. La entidad agilizará la gestión del siniestro para dar respuesta lo más rápido posible a estos asegurados”, añade la firma en una nota.

Fuentes de otra de las compañías con clientes afectados también confirman que han puesto en marcha la maquinaria para adelantar los pagos, principalmente la parte del contenido. “Lo vamos a adelantar para que tengan liquidez mientras se resuelve todo. El proceso ya está en marcha”, afirma desde una de las mayores aseguradoras del país. Otras dos inciden en esta línea: “Hemos tenido reuniones y se ha contactado con los clientes que tenemos para hacerles el adelanto”. El Santander, por su parte, que cuenta con una docena de viviendas aseguradas en el edificio, cubre igualmente todos los gastos de alojamiento y ha realizado un pago inmediato inicial de 3.000 euros.

El edificio, que cuenta con cerca de 140 viviendas, fue devorado por las llamas este jueves. Mapfre cuenta con una treintena de clientes asegurados, entre ellos el seguro comunitario, aunque matizan que es muy prematuro todavía para conocer la cifra exacta. El riesgo está repartido, añaden otras fuentes del sector, y habrá diversas aseguradoras con usuarios en la zona.

En este sentido, existen dos tipos de seguros que entran en juego: el comunitario y el privativo, que puede tener (o no) cada vivienda. “El seguro de hogar, a diferencia del de auto, no es obligatorio. Eso sí, cuando hay hipoteca, el banco exige que haya un seguro”, explican desde una de las principales compañías del sector en España.

Según las cifras que maneja la patronal Unespa, alrededor del 75% de las viviendas en España están aseguradas. Es decir, visto desde el otro lado, hay un 25% que no estarían cubiertas. Eso sí, en las grandes ciudades esta cifra es más elevada que en pequeñas poblaciones. Por tanto, cabe esperar que la mayoría de los pisos afectados del edificio de Valencia cuenten con algún tipo de seguro. Falta por ver de cuánto era su capital cubierto.

El seguro de la comunidad, por su parte, suele existir en la mayor parte de las ocasiones. En el caso del edificio de Valencia contaba con uno, contratado con Mapfre, según confirman fuentes de la compañía. Estos seguros cubren el edificio (estructura, paredes, techo) y zonas comunes, aunque habrá un límite de capital cubierto.

Por otro lado, el seguro particular de cada vivienda, de las que lo tuvieran, cubre dos partes: el continente (la estructura) y el contenido. “Aquí también dependerá mucho de lo que tenga asegurado cada cliente”, enfatizan desde una de las firmas con usuarios afectados. Además, en la parte del continente habrá que ver si entran los dos seguros, el de la comunidad y la vivienda, que no suman sino que se reparten las cantidades a abonar.

El drama de los no asegurados

En este tipo de tragedias, como ya ocurrió por ejemplo con la erupción del volcán de La Palma, los peor parados son aquellos que no tengan asegurada la vivienda. “Esas personas lo habrán perdido todo. Solo les quedaría el acceso a ayudas públicas, ya sea del Ayuntamiento, de la Comunidad Valenciana o del Gobierno de España.”, reconoce otra fuente del sector.

El presidente de la Comunidad Valenciana, Carlos Mazón, ha asegurado este viernes que su gobierno aprobará el próximo lunes en un consejo extraordinario un paquete de ayudas directas en colaboración con el Ayuntamiento de entre 6.000 euros y 10.000 euros para productos de primera necesidad —ropa, taxi, comida, bebidas, etc.— destinadas a las familias afectadas en su vivienda habitual. Sin embargo, al menos por el momento, no recibirán ayuda para sobreponerse a la pérdida de su casa y sus pertenencias.

Consorcio de compensación

El Consorcio de Compensación de Seguros no entrará en las ayudas por este incendio, según confirman fuentes del sector. En un principio, había dudas, aunque en la práctica solo entra en grandes riesgos y catástrofes, como un terremoto o con Filomena, en Madrid. “Aquí no debería entrar, pero no es descartable”, reconocía otra fuente de una de las mayores empresas aseguradoras de España. Finalmente, según explicaron este sábado desde Unespa, el consorcio no entra porque no se corresponde con uno de los motivos por los que puede activarse: fenómenos naturales, hechos violentos o actuaciones de las fuerzas armadas.

Más allá de que participe o no el consorcio, esto no cambiaría nada para los afectados. Es decir, influiría en quién hace los pagos, si las aseguradoras en concreto o a través de este organismo de compensación (que financian las aseguradoras y los propios asegurados). Pero llegaría a los mismos clientes: los que tuvieran contratado un seguro de hogar.

Las aseguradoras aconsejan a los clientes que entren en contacto con su compañía para conocer sus coberturas. Ante el esperado incremento de consultas por este motivo, han reforzado sus oficinas y call center. “Cualquier afectado puede llamar al teléfono gratuito que hemos puesto a su disposición o acudir a la oficina de la zona y le asesoraremos de cómo actuar, sea o no asegurado nuestro”, añade la nota de Mapfre. De hecho, los afectados pueden llegar más allá de los propietarios en el edificio en cuestión. Por un lado, habrá vehículos con daños, aparcados en el parking o en los aledaños, así como otras casas cercanas del barrio.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO